Deborah García: “Me gustaría dar la exclusiva de que podemos remediar el cáncer” - Sergio Barbeira
Blog sobre ciencia, periodismo científico y comunicación científica. Noticias y consejos para una mejor divulgación de la ciencia en el entorno digital y offline.
noticias de ciencia, blog sobre ciencia, periodismo científico, comunicación científica, periodista científico, historias sobre ciencia, divulgación científica
515
post-template-default,single,single-post,postid-515,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
Deborah Garcia Orbita Laika

Deborah García: “Me gustaría dar la exclusiva de que podemos remediar el cáncer”

Conocí a Deborah García en Lugo durante la organización de unas charlas con niñas y niñas de instituto para despertar la vocación en carreras científico-tecnológicas. Puede que este tipo de actividades no sean, en su opinión, determinantes a la hora de incentivar la elección de una carrera u otra, pero a mí sí me supuso el descubrimiento de la divulgación científica como una forma de conectar la ciencia con cualquier tipo de público. También es cierto que Deborah lo pone muy fácil. Su amplia y diversificada trayectoria así lo demuestra. En esta entrevista nos cuenta cómo surgió todo y qué piensa sobre la divulgación o temas como el cambio climático.

Parece que naciste para divulgar la ciencia, pero seguro que este gusanillo de la divulgación nació en algún momento. ¿Cómo fue?

Fue una cosa bastante fortuita. Empecé a divulgar como consecuencia de ser profesora de una asignatura que se llamaba “Ciencias para el mundo contemporáneo”, de primero de bachiller. Era una asignatura de temáticas muy diferentes y decidí abordarla de una forma más divulgativa. Los alumnos podían exponer temas en público o escribirlos en un blog que abrí ad hoc para la clase. La mayoría optó por escribir artículos. Así empecé la idea del blog, colgando trabajos de mis alumnos. A mí también me gustaba escribir y publiqué un artículo sobre el uso de las bolsas de fécula en los supermercados, que tuvo bastante impacto y se hizo viral. A partir de ahí seguí escribiendo y, poco a poco, fue teniendo repercusión y me invitaban a participar en algunas charlas. El punto de inflexión llegó en 2014, cuando recibí el Premio Bitácoras por el blog Dimetilsulfuro. Y eso fue muy cercano en el tiempo a que me llamaran para participar como colaboradora en Naukas. El Premio Bitácoras fue el detonante. A los dos días también me contactaron de Editorial Planeta, que ya me seguía la pista. Me propuso hacer un libro. En este momento tuve que sopesar si seguir dando clase o lanzarme de forma definitiva a la divulgación. Y opté por lo segundo.

La Encuesta de Percepeción Social de la Ciencia de FECYT muestra un interés creciente por la ciencia, pero con todavía mucho margen de recorrido. ¿Crees que hoy se consume más ciencia y que irá a más?

Mi percepción es que se consume más porque hay más oferta y toda la oferta que hay se consume. Cualquier evento de divulgación científica bien diseñado y organizado se consume. Aunque me ha costado mucho tiempo asimilarlo, considero que la ciencia es una forma de ocio. Hay mucha gente que consume la divulgación científica porque le resulta divertida y porque aprender y entender cosas es algo satisfactorio, de la misma manera que puedes ir a un concierto de música y te gusta la experiencia. Y es genial que sea así.

Deborah Garcia Bello Libro Que se le van las vitaminas

Deborah García con su bestseller «¡Que se le van las vitaminas!»

Llegas a mucha gente y de forma muy didáctica. Ejemplo de ello son tus bestsellers y tu popular blog Dimetilsulfuro. ¿Por qué es tan importante saber la ciencia que hay detrás de nuestro día a día y cómo nos puede ayudar?

Si me preguntas por cómo nos puede ayudar, respondería que contribuye a que tomemos mejores decisiones. En mi caso, divulgo en el ámbito más cotidiano, como la alimentación y la cosmética. Esta divulgación ayuda a tomar decisiones con una sensación más real de libertad y responsabilidad, porque se conoce el porqué. La ciencia también permite apreciar el mundo de otra forma. Por ejemplo, mi investigación sobre la relación entre ciencia y arte contemporáneo ofrece una perspectiva totalmente nueva: cómo ver el arte desde la ciencia.

Estos días, por fin, el cambio climático abre telediarios y portadas. ¿Cuáles crees que son las medidas más urgentes que hay que tomar?

Tiene que haber una planificación sobre la generación de energía. El 75% de las emisiones de CO2 proceden del sector energético, por lo tanto, necesitamos un plan en este ámbito. No sé si en la COP25 se va a tomar alguna medida, pero sí debe producirse una conversación entre las energéticas y los científicos. Ninguna decisión se puede tomar de forma unilateral, con científicos, empresas y políticos cada uno hablando por su lado. Por ejemplo, en Galicia, con el cierre inminente de la central de As Pontes. Está bien que se busquen alternativas en las renovables, pero hay que ver cuáles son las consecuencias de ese cierre a nivel social, porque afectará a cientos de familias. En este sentido, hay que planificar cómo se va a gestionar desde el punto de vista económico y social. En cuanto al diseño de un plan para todo el país, creo que el futuro energético será un mix entre renovables y nuclear.

Si tuvieras que dar una noticia exclusiva sobre un aspecto de la ciencia que aún no se haya demostrado todavía, ¿cuál te gustaría difundir?

La verdad es que no lo tengo decidido, pero seguramente sería un tema relacionado con la salud. Por ejemplo, que se descubra que hay un mecanismo por el cual todos los cánceres están relacionados y desde el punto de vista fisiológico se comportan de la misma manera y hemos descubierto cómo frenarlos. Es muy fantasioso, pero me gustaría poder anunciar que hemos dado con una forma de entender todos los fundamentos de esa enfermedad hasta el punto de ponerle remedio.

Por último. ¿Cuál ha sido la anécdota que más te ha llamado la atención en tu trayectoria como divulgadora?

La vez que me llevé una mayor decepción y no me lo esperaba fue con el artículo “Mamá, no quiero ser científica”, en el que me cuestionaba hasta qué punto era útiles las actividades de fomento de las vocaciones científicas de las niñas. Durante las charlas a los chavales me di cuenta de que tienen una sensación de libertad total, y que parece que somos los mayores los únicos que pensamos que existen estereotipos. La reacción de algunas personas en redes sociales fue muy visceral. La gente me decía: “es tu opinión”. Pero nunca he escrito las cosas porque sí. En mi caso, tenía experiencia en esas actividades y no hablaba por hablar. Me di cuenta que, sobre los temas de género, hay una gran sensibilidad e igual no lo supe medir. Fue posiblemente el momento de mi carrera como divulgadora que más me chocó por la reacción de la gente.

Imagen destacada: Cedida por Deborah García.

Escríbeme

¿Y tú qué opinas? Me gustaría conocer tu perspectiva para intercambiar opiniones y conocimientos. Puedes escribirme a:

No hay comentarios

Publicado un comentario